• Crítica de Why Him? / ¿Por qué él?
    Publicado el 6 enero, 2017 por Migue Fernández

    Cuando un padre tradicional viaja junto a su familia para visitar a su hija en la universidad, pronto se descubre en una amarga rivalidad por su cariño junto a su nuevo novio, un insolente multimillonario del rubro tecnológico.

    Why Him? no le hace justicia a John Hamburg. El nombre no se reconoce de inmediato, pero sin duda se ha disfrutado de su trabajo. Dirigió Along Came Polly, una comedia que se codea con las grandes de la última década gracias a la hilarante labor de Philip Seymour Hoffman, así como uno de los bromances definitivos de estos años con I Love You, Man, fortalecido también por los sentidos trabajos de Paul Rudd y Jason Segel. Además colaboró en los guiones de otros clásicos del género con el sello de Ben Stiller, como Zoolander o la saga Meet the Parents, una a la que remite directo con su film más reciente. Otro que tiene una destacada dupla frente a cámaras, pero que no alcanza para sobreponerse a una fórmula gastada y a un humor estanco.

    Un serio problema que afecta a esta película es la falta de ritmo. La filmografía del escritor y director es suficiente para comprender que ello no ha sido una dificultad para él en todos estos años, no obstante es algo de lo que sufre su último proyecto. Todas sus escenas se estiran mucho más de la cuenta, lo que genera que el humor se disuelva dentro de largas conversaciones y que a fin de cuentas roce unas injustificadas dos horas de duración. Por cada secuencia bien ajustada, como la de la búsqueda del árbol navideño, hay otras cinco que prolongan su estadía. No ayuda el hecho de tener una premisa bien conocida y pocos recursos para explotarla. El novio de la nena no tiene filtro, se entiende, con lo que en cierto punto deja de ser gracioso que Laird se exprese con groserías permanentes. Es parte de su vocabulario y su forma de ser, con lo que eventualmente no alcanza.

    Si bien se podía esperar que se sacaran más chispas, Bryan Cranston y James Franco conforman una buena pareja protagónica. Desde su celebrado paso por Breaking Bad, el primero ahora es convocado casi en forma exclusiva para roles dramáticos, con lo que es de celebrar que vuelva a explotar la faceta humorística por la que se hizo conocido. El otro le sigue bien el paso como un joven millonario de la industria informática, con una habilidad ridícula para hacer y decir lo incorrecto todo el tiempo. Dado que en el centro de la historia se encuentra la relación entre suegro y yerno, el contacto es más bien con La familia de mi novia que con Mi Novia Polly. Eso genera que la atención se pose de manera exclusiva en los arriba mencionados y no haya espacio para que surja un nuevo Sandy Lyle de entre los secundarios. A Megan Mullally se la siente desaprovechada, sobre todo porque en más de una oportunidad roba cámara, mientras que uno que se luce es Keegan-Michael Key en el rol de Gustav, el asistente y entrenador personal de Laird, quien tiene un chiste recurrente con Franco que es de lo mejor que la película tiene para ofrecer.

    En la superficie de Why Him? está el enfrentamiento de los dos por el afecto de la hija, con un Ned Fleming que ve cómo ese fuerte vínculo que tenía con su pequeña empieza a debilitarse en favor de otro, que nunca ha tenido una figura paterna y no quiere nada más que agradar a la familia de su novia. En el núcleo hay un choque generacional, un adulto propietario de una empresa que se va a pique por no poder competir con el progreso de la tecnología, enfrentado a un joven exitoso de Silicon Valley que le supone una amenaza tanto en el ámbito familiar como laboral. Eso otorga otras capas de conflicto a la historia y más oportunidades para encontrar el humor, no obstante Hamburg elige un camino de pereza que en él sorprende. Hay algo de espacio para la comedia física, sin embargo se elige priorizar los largos diálogos poco imaginativos y redundantes dentro de escenas por demás extensas. Tiene suficiente corazón y un muy buen final como para pensar en un trabajo de Judd Apatow, si no fuera por la falta de timing y la grosería prácticamente como único recurso.

    estrella2

     

     

     

     

     
  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2017 - Todos los derechos reservados.