• Crítica de Sand Castle / Castillo de Arena
    Publicado el 24 abril, 2017 por Lucas Rodríguez

    Matt Ocre es parte de una misión para reparar un sistema de agua dañado en Baquba, un pueblo iraquí inestable y peligroso. En una atmósfera donde se agudiza el resentimiento y la ira, tratar de ganarse el corazón y la mente de los locales es una misión plagada de riesgo.

    Que las guerras son terribles y sin sentido, ya todos lo sabemos. La vida misma nos lo ha enseñado con el correr de los años y el cine ha reincidido una y otra vez en esos tópicos, desde muchos ángulos y variedades diferentes. Hubo tantas guerras y batallas como películas y miniseries al respecto y Sand Castle, por mas admirable que sean su historia y componentes, no deja de repetir un esquema ya trillado en el cine bélico.

    Se trata de un bautismo de fuego doble. Por un lado, es el debut cinematográfico en inglés del brasilero Fernando Coimbra y a su vez el primer guión producido de Chris Roessner, quien tomó sus propias experiencias en suelo iraquí para plasmarlas en papel y tinta. Ambos trabajos, del director y guionista, tienen solubilidad y carácter, pero eso no les basta para diferenciarse de la miríada del cine de guerra de ayer y hoy. Tener una historia servicial ya no es suficiente, ni tampoco personajes cuidadosamente delineados para empatizar con ellos. Hay que encarar el proyecto de una manera innovadora para no sentirse repetitiva y Sand Castle cae presa una y otra vez de los trucos de siempre. El joven que ha visto los horrores de la guerra de cerca y quiere alejarse de esta pesadilla diurna a como de lugar, el superior centrado y de mente fría que lo guía a través de este panorama desolador, los compañeros de tropa que parecen adolescentes descontrolados hasta que uno muerde el polvo y demás. Si les suena la descripción de estos personajes y los hace acordar a otros memorables secundarios de la belicosidad, es porque lamentablemente ya se han retratado estas personalidades antes. Es un elenco funcional, de eso no hay duda alguna, pero no tienen nada que los destaque por sobre la media.

    La analogía sarcástica del título -un castillo de arena donde el agua escasea es francamente una utopía- es lo más mordaz que la película tiene para ofrecer. El hecho de que un grupo de soldados se encargue de entregar agua potable a zonas necesitadas, y también pongan manos a la obra para reparar una central de agua arrasada por una bomba, es una tarea encomendable, que los lleva a entrar en territorio enemigo y luchar contracorriente en un lugar casi inhóspito en el cual no son bienvenidos. Hay un momento específico en donde una tragedia golpea salida de la nada, un punto álgido en donde el drama choca de lleno en el espectador, y es ahí donde la película promete tornarse intensa y apunta a predicar ideas diferentes sobre este escenario, pero eventualmente vuelve a los derroteros frecuentes para terminar en un tiroteo en plena noche, una salida más que arbitraria y poco compleja para una situación que prometía resolverse de otra manera.

    Nicholas Hoult es el estandarte nacional del muchacho sin mucha idea de la vida pero con una brújula moral intachable, y cumple su rol con gracia y soltura pero sin nada nuevo bajo el sol, lo mismo que el hermano perdido de Tom Hardy que es Logan Marshall-Green, como el cabecilla del grupo que pone paños fríos cuando la situación se vuelve más tediosa conforme pasa el tiempo. Henry Cavill se lleva un poco de crédito por interpretar a un personaje diferente al Hombre de Hierro que viene haciendo hace unos años, pero no más de eso aparte de su cabeza rasurada y una barba despampanante. El elenco, en definitiva, cumple con creces sus papeles pero no es por ahí donde se tienen que notar las diferencias para con la trama.

    Sand Castle es una entrada más de cine bélico iraquí con buena producción, buena dirección, buen guión y solventes protagónicos, pero sigue el libro de reglas tan a rajatabla que tiene lo suficiente para pasar un buen rato pero que no resulta memorable con el correr del tiempo.

    estrella2

     

     

     

     

     
  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2017 - Todos los derechos reservados.