• Crítica de Okja
    Publicado el 3 julio, 2017 por Lucas Rodríguez

    La joven Mija arriesga todo para prevenir que una poderosa compañía multinacional secuestre a su mejor amiga, un animal gigante llamada Okja.

    Más allá del inusitado conflicto que generó en su premiere mundial en el pasado Festival de Cannes, motivo que generó un cisma entre los productos de televisión contra los estrenos en salas comerciales, la nueva película de Bong Joon-ho tras la excelente Snowpiercer vuelve a mezclar elementos asiáticos y occidentales para deleitar a la platea con una fábula moral y ecológica sobre el capitalismo y el consumismo. Okja podrá tener en su epicentro una intensa bajada de línea new-age pero eso no la aparte de ser una hermosa y trágica aventura entre una niña y su agigantada mascota.

    Para conocer más de la historia, no hay nada mejor que un prólogo donde la incomparable Tilda Swinton estira sus músculos histriónicos interpretando a Lucy Mirando, CEO de la corporación Mirando, quien necesita un lavado de cara drástico tras un pasado bastante dudoso. Dicha oportunidad se presenta mediante la introducción de un selecto grupo de supercerdos que serán criados a lo largo de diez años para luego elegir al mejor de todos como ganador. Lo que se dice poco sutilmente es que esta nueva raza híbrida será la respuesta final a la hambruna y que el mundo espera con ansias su desarrollo porcino.

    Diez años después, vemos la simbiosis que se ha creado entre la adorable supercerda Okja y su sencilla y amable dueña Mija (encantadora Ahn Seo-hyun) Sencillamente, el primer acto de Okja es lo más asombroso del film. La facilidad con la que la pequeña actriz responde al gigantesco animal creado digitalmente es prodigiosa, y la frondosidad del bosque donde convive la dupla introduce un paisaje que parece salido del imaginario colectivo del estudio Ghibli, con la cual Okja tiene muchos puntos de comparación y hasta homenajes, si uno quiere.

    La llegada del zoólogo estrella Johnny Wilcox (un sobreexitado Jake Gyllenhaal, devorando escenas ahí donde aparece) al hogar de Mija y Okja desata el conflicto principal, donde la cerda comienza su viaje final hacia Nueva York y su dueña está dispuesta a todo para recuperarla. El secuestro despierta los instintos de supervivencia de Mija y sale a la carrera sin mirar atrás, dispuesta a recuperar a su amiga a como de lugar. El guión de Joon-Ho junto a Jon Ronson (The Men Who Stare at Goats, Frank) propone persecuciones inolvidables, impulsadas por un sentimiento de adrenalina único que genera en director en cada escena. La introducción del Frente de Liberación Animal a la cabeza de Paul Dano como su líder genera risas como emoción en estado puro a la carrera de Mija, pero no por mucho tiempo.

    Entre el segundo y tercer acto, Okja pierde un poco el fuelle al no tener la misma pasión desbocada que su primera parte, y es en ese eje donde la historia se torna oscura, oscurísima. No es culpa de la genial transformación dual de Swinton (nunca cercana a la gloriosa insanía demostrada en Snowpiercer) ni del resto del destacado elenco en roles secundarios (Giancarlo Esposito, Lily Collins, Steven Yeun) pero a medida que el terreno se vuelve más realista de lo que uno quisiese, el relato se vuelve abrumador. Ése es el momento donde la película despliega todas sus armas y lo que podría considerarse como panfleto ecologista virando hacia la crueldad animal desemboca en una deslumbrante resolución del conflicto, acompañada de una escenita a través de campos de cría de animales que puede resultar la escena más devastadora de la película, para concluir con un botón final hermoso.

    Okja remite a las aventuras familiares de antes, donde loa estudios no tenían miedo de oscurecer su trama en pos de conseguir emocionar a su público. En el camino han habido ejemplos de ésto, pero el periplo de Mija y Okja me hizo remitir a mi infancia mirando Babe y su secuela. Hace tiempo no se hacen películas así, hermosas y dolorosas al mismo tiempo, pero nunca totalmente desesperanzadoras.

    estrella4

     

     

     

     

  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2017 - Todos los derechos reservados.