• Crítica de Demain tout commence / Dos son familia
    Publicado el 31 agosto, 2017 por Lucas Rodríguez

    Samuel es un joven soltero y conquistador que vive despreocupado, sin ataduras ni responsabilidades, en la costa francesa. Un día, una de sus antiguas conquistas aparece en la puerta de su casa con una noticia que cambiará su vida.

    A veces, ciertas historias poseen una universalidad en los tópicos que abordan que pueden adaptarse en un sin fin de oportunidades, en diferentes países e idiomas. Un caso así es el de Intouchables, la sensación francesa también protagonizada por Omar Sy -quien encabeza este estreno-, que ya tiene su versión argentina con Inseparables, una de la india y se prepara la americana The Upside, encabezada por Bryan Cranston y Kevin Hart. Ahora, la película que nos reúne en esta ocasión es Demain tout commence, una revisita francesa a la explosión mexicana No se aceptan devoluciones de Eugenio Dérbez, historia por demás mañosa y manipuladora pero que tenía sus buenos momentos. El común denominador de estos films hace que se disfrute sin importar cuales sean sus falencias, que en este caso son las mismas que la original.

    El Samuel de Omar Sy, entonces, es un agradable mujeriego al cual un día el pasado le toca la puerta y lo deja con la gran imposición de criar a una hija en solitario. Habiendo perdido el trabajo debido a su indiferencia, una vuelta del destino lo trae cara a cara con un nuevo rubro laboral y un glorioso escenario de vida como lo es la urbe de Londres. Sus aventuras en solitario junto a su pequeña Gloria -todo un descubrimiento es la bilingüe Gloria Colston, en su debut cinematográfico- levantan mucho la película, con una relación padre e hija que sobrevive a base de mucho amor y picardía. Las elucubraciones del flamante papá para justificar la ausencia maternal son uno de los puntos fuertes de comedia, con un libro de fotos de la madre que son terribles muestras de Photoshop pero hecho con mucho cariño, lo que prueba ser un gran detalle de parte de Samuel.

    La química entre Sy y Colston es innegable, lo cual hace que sea conflictivo el reingreso a escena de la madre, interpretada por Clémence Poésy (Harry Potter and the Goblet of Fire), ya que agita las aguas y le pone drama a la comedia, virando la segunda mitad de la película hacia un melodrama hecho y derecho. Y es ahí donde la trama dirigida por Hugo Gélin no atisba a arriesgar y separarse de sus fuentes. El guión del director junto a Igor Gotesman, Mathieu Oullion y Jean-André Yerles simplemente adapta las situaciones a otros contextos, pero en definitiva no cambia mucho el resultado final, sino que altera un poco el orden de los factores para darle sabor europeo al asunto.

    Dos son familia, o en su título original Mañana todo comienza, se favorece de la exquisita relación entre sus protagonistas, pero no sobresale para más que un buen momento en familia un domingo sin novedades en la pantalla. Si a muchos les resulta familiar, es porque ya se ha hecho antes, y encima en castellano.

    estrella3

     

     

     

     

     
  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2017 - Todos los derechos reservados.