• Crítica de Daddy’s Home 2
    Publicado el 30 noviembre, 2017 por Guido Villanueva

    En esta continuación, padre y padrastro, Dusty y Brad, han unido fuerzas para darle a sus niños la Navidad perfecta. Pero su asociación recientemente descubierta se ve puesta a prueba cuando el papá de Dusty, un macho a la vieja usanza, y el super afectuoso y sensible padre de Brad llegan justo a tiempo, para arrojar a esta festividad al caos total.

    Llegan las fiestas de fin de año y, con estas, las comedias navideñas que intentan ganar un lugar en la taquilla de la temporada. En esta ocasión le toca el turno a Daddy’s Home 2, dirigida por el realizador de la primera Sean Sanders (Horrible Bosses 2), la cual vuelven a encabezar Will Ferrell y Mark Wahlberg. Y ahora, para esta divertida historia familiar, se suman Mel Gibson y John Lithgow.

    Luego de los acontecimientos de la anterior entrega, Brad y el ex-marido de su esposa, Dusty, lograron convertirse en buenos compañeros y así mantener una sana relación entre ambas familias. Sin embargo, todo cambia cuando deciden pasar la navidad juntos, dado que con esto se da la venida de sus respectivos papás: Kurt (Gibson), el padre mujeriego y canchero de Dusty, y Don (Lithgow), uno tan sensible e inocente como su hijo Brad. La llegada de ambos repercutirá en la naciente amistad de los otros, dejando de cabeza muchas situaciones y poniendo en juego la relación entre todos.

    Más allá de su simpleza en la conocida fórmula de las comedias norteamericanas, la química entre los cuatro personajes centrales funciona en forma adecuada, para proporcionar buenas cuotas de humor. Ferrell es quien sin duda se lleva la mayoría de los créditos, especialmente con el acierto de tener a Lithgow haciendo de su progenitor. Esta química es la que lleva adelante la mayor parte del humor, con sendas actuaciones muy divertidas. El personaje de Wahlberg, por otro lado, no se atribuye el chiste físico dada su condición de “padre sin torpeza”, con lo que pareciera que por momentos no pincha ni corta, limitándose a ser acompañante del humor y sin ser el que lo ejecuta. Lo mismo sucede con un Mel Gibson caracterizado como el abuelo rudo, con lo que su lado va mucho más por ser eje de ruptura en la relación familiar antes que en el divertir. A esto le podemos sumar que el costado femenino presenta poca participación. La relación entre las madres Sara Whitaker (Linda Cardellini) y Karen (Alessandra Ambrosio) podría haber tenido mayor lugar pero, como suele pasar, terminan perdiendo espacio y se las limita a muy pocas escenas o a roles casi prescindibles. También hay que tener en cuenta a los niños de la película, con Scarlett Estevez como una Megan Mayron que logra sobresalir en materia de humor.

    Aunque suele volverse repetitivo en todo este tipo de films, el slapstick está bastante en equilibrio con el humor a partir de diálogos. Esto hace que la película sea llevadera y que no sólo entretenga a base de caídas o golpes. Más allá de eso, en ocasiones puede resultar hasta larga tratándose de una comedia, ya que el guión toma algunos caminos que no hacen más que estirar la trama, algo que dentro de todo se compensa con risas. Sin ser otra cosa más que una clásica comedia norteamericana con temática navideña, Daddy’s Home 2 resulta en un buen entretenimiento, con Will Ferrell haciendo lo que mejor sabe y con buena cantidad de humor físico y diálogos graciosos. Una divertida opción para ver en familia mientras se espera el vitel toné y abrir regalos. No mucho más que eso.

    estrella25

     

     

     

     

     
  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2017 - Todos los derechos reservados.