×
  • Crítica de Coco

    Publicado el 11 enero, 2018 por Matías Carballa

    A pesar de la desconcertante prohibición de su familia, Miguel sueña con convertirse en un músico consumado como su ídolo. Desesperado por demostrar su talento, él se encuentra en la asombrosa y colorida Tierra de los Muertos después de una misteriosa serie de eventos.

    Coco

    Cantando bajo, con una guitarra bajo los brazos y un sombrero de gran ala que la hace pasar desapercibida es que llega Coco, la nueva creación de Pixar co-dirigida por Lee Unkrich (Toy Story 3) y Adrian Molina, una promesa del estudio que debuta en la dirección de un largometraje. La película se aleja de tierras estadounidenses y aterriza en la tan conocida celebración de la cultura centroamericana: el Día de los Muertos. Este aire fresco en la narración es el primer paso, entre muchos, que llevan a que el film se convierta en la obra de Pixar más bella y emocionante en mucho tiempo.

    Miguel Rivera es un niño proveniente de una familia dedicada desde hace varios años a la elaboración de calzado, sin embargo, su sueño es ser un gran músico y esto es un problema, debido al rechazo que los suyos sienten hacia ese arte. Familia y música, este tándem es la gran fortaleza de la historia que devuelve a Pixar la calidez y el sentimentalismo que venía faltando en sus películas -incluida la tan aclamada Inside Out-, sin dejar de poseer la estructura y los giros más recurrentes de todas las narraciones del estudio.

    La banda sonora compuesta por Michael Giacchino, sumado a las distintas canciones originales del folklore centroamericano -como la hermosísima Llorona– así como algunas hechas especialmente, ritman las aventuras del protagonista. El aspecto visual, el otro gran artífice del film, se dedica a recrear el mundo de los vivos y el de los muertos, siendo este último un banquete para la vista que no puede dejar de deleitarse entre las tonalidades más oscuras complementándose con los dorados y los fosforescentes. Coco se ubica en el top de las obras del estudio en cuanto a la creatividad y el despliegue audiovisual.

    Coco

    A medida que avanza el metraje, comienza a atisbarse una oscuridad llamativa, particular en cuanto a la tenebrosidad que adoptan ciertos personajes en relación a su caracterización, se adhiere a esto el contexto del mundo de los muertos. Esto, dados los conflictos que se suscitan, construye un ambiente fascinante, claro que sin llegar a ser uno completamente apesadumbrado y desesperanzador, algo que no se encuentra en los cánones del estudio de la lamparita.

    El gran concepto que trabaja el film es el de la familia, y allí sí es donde se halla el espectro conmovedor. Un guión que caracteriza de forma exquisita a cada integrante de los Rivera, vivo o muerto. A pesar de tener a Miguel como protagonista, se le da la debida importancia al resto de los individuos. Las situaciones que debe pasar el chico, sus acciones, edifican un arco dramático perfecto y delicioso. Junto a su amigo canino Dante se ven inmersos en secuencias que manifiestan la dosis de comicidad y entretenimiento justas. Pero lo realmente jugoso de la obra pertenece a las escenas íntimas entre Miguel y algún miembro de su familia. Por nombrar una, aquella en donde el niño interpreta la balada “Recuérdame”, junto a la imagen televisiva de su ídolo Ernesto de la Cruz. Definitivamente han pasado años sin encontrar una escena tan sensible y exquisita dentro de una obra de Pixar.

    Coco no deja de ser una mirada yankee sobre otra cultura. Más allá de cualquier estereotipo que pueda contener, debe atribuirse a la producción un gran respeto por aquel tema que desarrolla. De gran forma, Lee Unkrich y Adrian Molina revalidan el concepto familiar y vuelven a las raíces del estudio con una historia lejos de las pretensiones, más clásica y emocionante. Pixar venía hablando acerca del inevitable crecimiento, sobre las cosas que quedan atrás. No es que Coco desestime esta idea, sino que advierte que, para crecer y cumplir los sueños, siempre es bueno una familia en la que apoyarse.

    estrella4

     

     

     

     

     

  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2018 - Todos los derechos reservados.
    Top