×
  • Crítica de Hotel Artemis / Hotel de Criminales

    Publicado el 13 septiembre, 2018 por Migue Fernández

    En un futuro cercano, en una Los Ángeles devastada por motines, La Enfermera dirige un hospital secreto para criminales, solo para miembros. Waikiki y Honolulu llevan adelante un asalto armado que sale mal, cuando el segundo es herido y necesita atención en el hotel.

    Hotel Artemis

    Hotel Artemis marca el debut como director de Drew Pearce, más conocido por ser el guionista de dos muy buenas películas de los últimos años como son Iron Man 3 y Mission: Impossible – Rogue Nation. Las expectativas eran altas en torno a este proyecto, con un destacado elenco de figuras en ascenso y otras más bien consolidadas, todos reunidos bajo el techo de la institución del título, que no es más que un hospital para criminales. Es un concepto que en el último tiempo explotó bien la franquicia John Wick, como uno de los tantos servicios a los que pueden acceder los asesinos a sueldo de su bajomundo. Demuestra sus limitaciones, no obstante, cuando es básicamente el único escenario en el que se desarrolla la película, que tiene las herramientas como para funcionar como un gran thriller de acción contenido pero que apenas sale airoso.

    Más preocupado por instalar la estética cool y el funcionamiento interno de este hotel futurista que en el desarrollo de sus personajes o las secuencias de acción, pareciera demostrarse la necesidad de una mano como la de Shane Black o Christopher McQuarrie para que las piezas caigan en su lugar. Hay dos hermanos que se encuentran en necesidad de asistencia médica urgente tras un robo bancario que terminó mal. Allí dentro se encontrarán a una femme fatale de alto calibre con la que uno comparte un pasado y con un prepotente traficante de armas que son atendidos por La Enfermera, en un sólido papel por parte de Jodie Foster, que vuelve a la pantalla grande a un lustro de Elysium y hace evidente que se la extrañaba. A ella la secunda Dave Bautista como su imponente ayudante y a lo largo de una noche fatídica, en el marco de una ciudad asediada por motines en reclamo de agua, deberán hacer todo a su alcance para atender de sus huéspedes mientras estalla todo a su alrededor.

    Hotel Artemis

    Cada uno de los que cruza las puertas del Hotel Artemis tiene un secreto. Pero Pearce no logra que sus personajes sean más que aquello que ocultan o el estereotipo delincuencial que representan. Hay buenas labores de Foster y Sterling K. Brown, que viene pidiendo pista desde hace tiempo y en Hollywood se le están dando oportunidades que no deja pasar, mientras que los acompañan bien Bautista, Jeff Goldblum y Sofia Boutella, cada uno en papeles que manejan a la perfección y que parecen ellos mismos en pantalla. Hay intervenciones menores de Zachary Quinto como el hijo del Rey Lobo –el jefe mafioso de la ciudad-, Jenny Slate y Brian Tyree Henry, este último una presencia cada vez más recurrente en el cine y otro que aprovecha las merecidas chances que le han empezado a llover desde su aparición en la gran Atlanta. También está ese destacado comediante que es Charlie Day en un papel que no acostumbra, como un criminal abusivo con ínfulas de superioridad, pero que es quien aporta las mayores cuotas de humor.

    Hay diálogos ágiles e ingeniosos, la historia mantiene el interés, en términos estéticos es impecable y el argumento se reserva sus buenas vueltas de tuerca para algunos personajes. Pero se la siente limitada y previsible. Si bien es original, recorre un sendero muy familiar, como si su inventiva se agotara en la construcción y operatoria del hotel. Una buena forma de evitar todo esto o que no se lo sintiera tanto hubiera sido cargarla de acción, pero no. Se dispone a las principales piezas sobre un tablero y se los mueve poco a poco en una dirección, hasta que se permite estallar todo por los aires en el tercer acto. La violencia eventualmente llega, pero tarde y no alcanza como para compensar la promesa no cumplida. Tenía perfil de film de culto, pero no aprovecha todo el potencial de sus recursos. Pareciera decidir que lo que vuelve atractivo a John Wick es el funcionamiento del Hotel Continental y no a los asesinos que lo habitan.

    estrella3

     

     

     

     

     

  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2018 - Todos los derechos reservados.
    Top