×
  • Crítica de Slender Man

    Publicado el 27 septiembre, 2018 por Migue Fernández

    Slender Man cuenta la historia de una figura alta, delgada y espeluznante con brazos anormalmente largos y una cara sin rasgos, que tiene fama de ser responsable de la persecución y desaparición de innumerables niños y adolescentes.

    Slender Man

    Keanu Reeves triste, lo que le gusta o no a Drake, el novio distraído, aliens, Dawson llorando, Philosoraptor, Fry con sus ojos entrecerrados, el Willy Wonka condescendiente, los hechos de Chuck Norris… ¿Quién no disfruta de un buen meme? Una imagen dice más que mil palabras y un meme en el momento oportuno es más contundente que cuanta teoría se pueda formular. Con un perfil de terror y no de comedia, Slender Man tuvo ese mismo origen. Un meme creado hace cerca de una década en un sitio, con un par de fotografías alteradas con Photoshop, una historia inventada para dar entidad a su existencia y el resto es historia. Como La Llorona, el Chupacabras o que Paul McCartney está muerto y fue reemplazado por un doble, la leyenda urbana de esta criatura alargada y con un rostro sin expresiones se pasa de persona a persona gracias a la magia de la Internet. Una película era el siguiente paso lógico para continuar la expansión de este mito, aunque teniendo en cuenta su resultado lo mejor hubiera sido que quedara confinado a la web.

    Cuatro amigas deciden convocar a Slender Man como si se tratara de un juego y pronto descubren que no era así. La película del francés Sylvain White (The Losers) es básica a más no poder y el guión de David Birke, que venía de dos entregas sólidas con 13 Sins y sobre todo Elle, no le hace absolutamente ningún favor para elevarla. Incapaz de generar un ápice de atmósfera, el único recurso es subir el volumen para tratar de lograr un susto repentino, cosa que no consigue en ningún momento.

    Slender Man

    En un intento de ser la The Ring de una nueva generación, tiene un video de imágenes perturbadoras que, después de haberlo visto y cumplido al pie de la letra algunas indicaciones que circulan en foros, lleva a que el monstruo del título se haga presente y aceche a los participantes. Ese video con imaginería tétrica es lo mejor que tiene para ofrecer el film, tomando prestada incluso la paleta de colores del de Samara, lo que da la impresión de que las ideas se agotaron en esos pocos segundos. Tratándose de una criatura que principalmente se concentra en niños y adolescentes, el guión le facilita el trabajo al básicamente excluir de toda ecuación a los adultos. Si el padre no está muerto, es un alcohólico o directamente está ausente sin aviso. Eso ayuda a que las jóvenes deambulen por el bosque de noche con total libertad.

    Se sabe que las películas de terror tienen su propia lógica. Siempre se va a abrir la puerta o se va a dar un paso más allá de lo que indica el sentido común, pero Slender Man opera a otro nivel. Desde el primer momento se vuelve claro que algo pasó pero la protagonista, que sufre pesadillas y ve cómo sus amigas son víctimas de situaciones todavía peores, opta por hacer caso omiso e intentar seguir su vida como si nada. En el medio está Joey King -que necesita dejar de hacer películas flojas de terror-, devenida en experta en el personaje del título gracias al poder de los foros. Su accionar es torpe, como si a la película le faltaran pedazos. Y eso es precisamente lo que sucedió, dado que Sony resolvió cortar algunas secuencias de terror por miedo a las repercusiones negativas. Quizás tenga que ver con el hecho de que el personaje inspiró un intento de homicidio bien real en el 2014, cosa que en todo caso se debió tener presente al momento de decidir dar luz verde.

    Incongruente y francamente absurda, Slender Man demuestra estar hecha a las apuradas, lo cual es todavía peor si se considera que el meme surgió hace casi una década y hubo tiempo de sobra como para desarrollarla. El presupuesto de 10 millones no es excusa tampoco, Blumhouse demuestra anualmente lo que se puede hacer bien con todavía menos fondos. Se necesitan buenas ideas y gente idónea para ejecutarlas. Slender Man se ha convertido en un monstruo icónico de Internet, principalmente gracias al espíritu colaborativo de usuarios que publican más historias e imágenes como para expandir su leyenda. Pero su paso al cine es en falso.

    estrella1

     

     

     

     

     

  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2018 - Todos los derechos reservados.
    Top