×
  • Crítica de A Star Is Born

    Publicado el 11 octubre, 2018 por Julieta Cáceres

    Jackson Maine, una estrella de la música country al borde del declive, descubre a la talentosa Ally. Mientras los dos comienzan un romance, Jack la conduce hacia el foco de atención. Pero mientras la carrera de Ally empieza a eclipsar la suya, Jack ve cada vez más difícil el lidiar con la gloria que se desvanece.

    A Star Is Born, Lady Gaga

    Un artista famoso sumido en la oscuridad y el alcohol, una joven talentosa a la que nunca se le dio la oportunidad. Se enamoran y tienen que superar todos los obstáculos que se les van presentando. Es un cuento viejísimo y para que resulte interesante tiene que estar bien contado. Con A Star Is Born, Bradley Cooper logra darle vida y originalidad a una de las historias con más remakes en Hollywood.

    Jackson Maine (Cooper) es un músico country que está de gira. Una noche, buscando un bar, entra a un club de drag donde Ally (Lady Gaga) está interpretando La Vie En Rose. En ese momento, él se enamora de su voz y una mirada le alcanza para enamorarse por completo. Su historia empieza así, él ve en ella un talento único, diferente y la impulsa a explotarlo. Ve en ella una especie de redención, alguien que quizás puede triunfar y no pasar por todo lo que él paso. Por un tiempo ella también lo ayuda, pero su alcoholismo y adicción a las pastillas son más fuertes. Esta película es ante todo un drama que le costará al espectador un paquete de carilinas.

    A Star Is Born, Lady Gaga

    El debut en la realización de Cooper es un gran acierto: hizo un film a medida de la Academia. Si bien es normal empezar a ver en esta época del año las películas que sabemos que estarán presentes en las premiaciones, hay algunas en las que es más que seguro asumir que se llevarán más de un galardón. La dirección es muy buena, al tratarse de una película casi musical es seguro asumir que estará nominada no sólo a mejor canción original sino también a mejor edición de sonido. Está hermosamente filmada y editada. Cooper no sólo brilla como director, su actuación puede ser fácilmente posicionada como una de las mejores de su carrera y es más que seguro que vamos a verlo entre los candidatos a mejor actor. Sam Elliot interpreta al manager y hermano de Jackson y todas sus escenas son brillantes, y uno de los momentos más emotivos de la película lo va a tener como protagonista. Sin duda será otro candidato.

    A Star is Born en sí está muy bien y emociona. A pedido de los protagonistas, todos los temas fueron grabados en vivo y se siente: la primera vez que Ally canta arriba de un escenario produce piel de gallina y casi todos los momentos musicales provocan lo mismo. Pero, así como este es su mayor fuerte, a veces provoca problemas en el ritmo, principalmente cuando la carrera de ella empieza a tener más importancia. Es el primer papel de peso de Gaga en una película y es correcto, pero dista de ser una gran interpretación, se podría decir que no está a la altura de su co-protagonista. Otro de los problemas que tiene es el de personajes que se sienten agregados a la fuerza, el de Dave Chappelle es fundamental para la trama pero es presentado a la mitad de la película y no en un primer momento no se entiende muy bien quién es y por qué, si era tan importante, no fue nombrado hasta ese entonces.

    Pero estos pequeños detalles no quitan que A Star Is Born sea uno de los grandes estrenos del año, que merece ser vista en cine. Es una de esas que ofrece una experiencia única y que, para ser disfrutada como se merece, tiene que verse así.

    estrella4

     

     

     

     

     

  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2018 - Todos los derechos reservados.
    Top