×
  • John Carpenter, revisiones de la obra del Maestro del Horror

    Publicado el 26 octubre, 2018 por Patricio Oberst

    En ocasión del estreno de Halloween, repasamos tres ocasiones en las que la obra del reconocido cineasta fue revisitada.

    John Carpenter

    Han pasado cuatro décadas del estreno de Halloween, y este jueves 25/10 llegó la tan esperada secuela bajo la dirección de David Gordon Green (Stronger, Manglehorn), con un guion a cargo suyo y de Danny McBride (Pineapple Express, Alien: Covenant).

    El film de 1978, escrito y dirigido por John Carpenter, marcó un antes y un después en el cine de terror, dando vida a uno de los personajes más terroríficos del siglo XX, el sádico asesino serial Michael Myers.

    Además de enseñarnos a dejar todas las luces de la casa prendidas, no aceptar trabajos en la nada misma y, mucho menos, no confiar en una espumosa bruma, el cine de Carpenter se regocija de misterio, primeros planos, steadycam y personajes que no develan tan fácilmente su identidad. En ocasión del estreno de esta secuela oficial del film que lo catapultó, repasaremos algunos de sus trabajos y sus revisiones previas.

    John Carpenter

    Assault on Precinct 13 (1976/2005)

    El film se centra en una comisaría de la ciudad de Los Ángeles, donde el policía Ethan Bishop debe ser quien reciba a un grupo de malhechores en su última morada. Allí arribaran ladrones, asesinos y un hombre que hizo justicia por mano propia, en venganza por la muerte de su hija, matando a uno de los integrantes de una peligrosa banda criminal. La antigua ley de ojo por ojo es la conduce a la troupe de criminales que acechan desde las afueras del precinto, con el afán de irrumpir y vengar a su amigo.

    Carpenter es un claro ejemplo de un director polifacético, no solo por escribir, dirigir, editar y componer la banda sonora de sus films, sino porque no se dedicó a un determinado género. En 1976 se apartó de la ciencia ficción y se avocó al policial, logrando su cometido. En su film, brindó un thriller de acción acompañado de una dosis de claustrofobia, algo poco común para la época, ya que la idea del director era llevar a cabo un western situado en la acera de California, dejando de lado salvajes caballos y locaciones áridas que Sergio Leone o John Wayne acostumbraban a transitar.

    A casi 30 años de su estreno, el director francés Jean-François Richet (L’instinct de mort, Blood Father) llevó a cabo una nueva adaptación de la consagrada gema de Carpenter. El encargado de reversionarla ambientó el guion en las lúgubres y heladas calles de Detroit, dejando de lado el caluroso clima de la costa oeste norteamericana, y mantuvo la premisa original de que un joven policía debe impedir el asesinato de un presidiario. El nuevo enfoque de esta adaptación reemplaza la venganza de pandilleros urbanos por un grupo de policías corruptos, los cuales deben silenciar/eliminar al único cabo suelto que puede delatarlos, uno de los mafiosos más buscados de la ciudad. Encabezada por Ethan Hawke y Laurence Fishburne, el film no logra homenajear al clásico de culto de 1976, que ganó su espacio en esa repisa por el condimento de intriga que solo Carpenter sabe administrar.

    John Carpenter

    The Fog (1980/2005)

    En 1980, Stephen King publicaba una de sus mas atrapantes novelas, “The Mist”, la cual formaba parte de la antología correspondiente a Dark Forces. La misma fue adaptada para cine en el año 2007 por Frank Darabont, quien ya había llevado a la pantalla grande otras obras del autor en films como The Shawshank Redeption (1994) y The Green Mile (1999). La razón por la cual King se une Carpenter, o viceversa, es por la novela mencionada al comienzo, ya que paralelamente ese mismo año el realizador estrenaba The Fog donde, al igual que en The Mist, el personaje principal que acecha y aterroriza a los habitantes es una grisácea, espesa y apabullante niebla, la cual aniquila a todo lo que no logre escapar a tiempo. Si bien las dos obras contemplan un mismo ente, el verdadero integrante de la novela de King son unas criaturas que se camuflan a través de ese telón de humo, lo que impide poder avistar lo que verdaderamente oculta, mientras que en el film de Carpenter son un grupo de fantasmas.

    A diferencia de King (maestro del terror), Carpenter (maestro del horror) se inclinó por algo igual de descabellado pero un poco más creíble; su film, el cual lo reunió nuevamente con Jamie Lee Curtis, se sitúa de igual modo en un pequeño pueblo americano que oculta un oscuro secreto en torno a su génesis. En plena conmemoración por los 100 años de existencia, todos se preparan para una gran fiesta, pero la presencia de una niebla que trae consigo sus fantasmas del pasado, con sed de venganza, reduce todo lo jovial en una asfixiante y desesperante lucha por la supervivencia. En 2005, una adaptación libre de la cinta de Carpenter trajo nuevamente una niebla por la que se implora que logre su cometido. Así de esa manera tanto el director Rupert Wainwright (Stigmata) como Tom Welling (Smallville) y Maggie Grace (Taken) pueden dejar de arruinar la obra en la cual se apoyaron para tratar de hacer… algo.

    Resulta hasta sospechoso que, en un mismo año, dos mentes como las de King y Carpenter hayan congeniado paralelamente en una misma narración y que hayan concebido un mismo antagonista, el cual cambia de textura y forma asiduamente. Ambos logran su cometido, llevan a los lectores y a los espectadores al punto de temer por aquello que oculta lo que no podemos ver.

    John Carpenter

    The Thing (1982/2011)

    Resulta difícil aceptar la idea de que ciertos films, que han dejado su huella en una determinada época, sean nuevamente llevados a la pantalla grande, y que su nueva versión trate de igualar o mejorar a su predecesora. Si eso no fuera poco, aun más osado es formatear e idear una precuela que denote los acontecimientos que suceden en la honrada en cuestión.

    Corría el año 1982 y Carpenter llevó al cine una suerte de Alien, pero a su medida. Dejando de lado el infinito cosmos y tripulaciones sin rumbo, el nuevo proyecto del director se asentaba en la gélida Antártida, donde los integrantes de una base científica son atacados por una criatura que adopta cualquier forma que se le apetece, desde caninos alienígenas hasta humanos, lo cual lleva a los atrapados a no confiar en nadie más que en ellos mismos.

    En 2011, Mary Elizabeth Winstead y Joel Edgerton fueron quienes descubrieron y fallidamente enfrentaron a la criatura. La precuela dirigida por Matthijs van Heijningen Jr. ofrece una explicación bien lograda a lo que luego acontece en el film de 1982, donde el aguerrido piloto R.J. MacReady, interpretado por Kurt Russell, asiste a un terrorífico llamado de ayuda proveniente de la base donde transcurre y finaliza la precuela de 2011.

    Los contrapuntos de los metrajes en cuestión son similares a los de Alien (1979) y Prometheus (2012). Carpenter se basó en la novela Who Goes There? (1938) de John W. Campbell, quien la publicó bajo el seudónimo de Don A. Stuart. El film de Carpenter, con el tiempo, se ubicó dentro del catálogo del cine de culto, siendo el mismo una parada obligatoria para los amantes del género. Los aficionados efectos especiales le otorgaron un sabor a cine de clase B, pero el resultado, y particularmente el final, lo alejó de esa categoría.

    Mientras tanto, Carpenter está de acuerdo con que se hagan remakes de sus películas siempre y cuando le paguen lo que le corresponde. En desarrollo está una nueva Escape From New York (1981), que tiene a Robert Rodriguez vinculado como realizador, así como también Big Trouble in Little China (1986), con Dwayne Johnson a bordo como protagonista. Además, el propio cineasta sostuvo que una serie de Prince of Darkness (1987) está en planes, lo mismo que una potencial secuela a They Live (1988).

     

  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2018 - Todos los derechos reservados.
    Top