×
  • Crítica de Gonjiam: Hospital Maldito

    Publicado el 1 noviembre, 2018 por Lucas Rodríguez

    Un canal de Youtube y otras seis personas ingresan al hospital psiquiátrico abandonado de Gonjiam. Para atraer más seguidores interactúan con los participantes, pero todo se complica cuando surge la posibilidad de que haya almas en pena acechando en las sombras.

    Gonjiam: Hospital Maldito

    En 2012, CNN Travel nombró al hospital psiquiátrico Gonjiam como uno de los siete lugares más extraños del mundo. Una de las locaciones más embrujadas de Corea, el psiquiátrico abandonado pedía a gritos que alguien filme sus lúgubres pasillos y se adentre en la leyenda urbana que amenaza sus pasillos. Gonjiam: Hospital Maldito toma la posta y cámara en mano reúne a un grupo de jóvenes adictos al peligro para llevar a cabo su cometido de explorar a fondo el terrorífico edificio… con los resultados de siempre.

    Como no había otra manera de manejar el tono de la película para darle mayor veracidad, el director Beom-sik Jeong elige pasar por el filtro del metraje encontrado, un recurso demasiado gastado que ya entregó todos los sustos que podía otorgar a la platea. A caballo del éxito de las más recientes Paranormal Activity y [REC], y sin olvidarse de la precursora The Blair Witch Project, Gonjiam tiene como protagonistas a un grupo de youtubers del canal Horror Times que se dedican a buscar lugares prohibidos y tétricos para grabar y obtener regalías por las visitas a cada video que publiquen. Al enterarse de la desaparición de dos jóvenes bastante amateurs en el interior del hospital abandonado, los chicos reclutan a un grupo selecto de compañeros femeninos y masculinos para calzarse cámaras GoPro encima y recorrer cada centímetro del edificio. Eventualmente las cosas no saldrán para nada bien y la consigna será escapar de un lugar que tiene más de un as bajo la manga para atrapar a sus víctimas.

    Gonjiam: Hospital Maldito

    El escenario es lo mejor que tiene para ofrecer Gonjiam, y eso que no pudieron filmar las escenas en el psiquiátrico real. Cada rincón oscuro ofrece oportunidad para el miedo, la exploración de cada habitación y el descubrimiento en cada una de ellas ayuda a la construcción de la atmósfera pesada que toda película de horror que se precie de serlo debe tener. La primera hora, donde el grupo se la pasa deambulando mientras el líder se queda en las terrenos del hospital vigilando todo y transmitiendo en vivo el programa, tiene la mala suerte de verse seguida por una media hora final donde lo sobrenatural se desencadena y es algo que vimos antes, y mejor. Hasta la mediocre Grave Encounters de 2011 se le anticipó a Gonjiam, y es que las películas son muy similares en temática, y eso que esta corría con la ventaja de que el edificio existe en verdad.

    Quien no haya visto nunca una película found footage tendrá mucho miedo. Quien no la haya pasado mal con fantasmas asiáticos también. Pero para el asiduo al género será una más del montón, una película cuyos lugares comunes son tan evidentes que, por más que se disfracen de cultura y leyenda surcoreana, deja entrever el exoesqueleto que ya tanto conocemos y del que estamos cansados. Si no hay nada nuevo que aportar, dejen descansar al género por unos años.

    estrella15

     

     

     

     

     

  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2018 - Todos los derechos reservados.
    Top