×
  • Crítica de Overlord / Operación Overlord

    Publicado el 8 noviembre, 2018 por Guido Villanueva

    Un equipo de paracaidistas estadounidenses se lanza a la Francia ocupada por los nazis para llevar a cabo una misión crucial. Pero, en un misterioso laboratorio nazi subterráneo, los soldados se encuentran cara a cara con enemigos diferentes a cualquier otro que el mundo haya visto.

    Overlord

    ¿Qué mejor que una tropa de soldados americanos queden perdidos en el medio de una misión contra los nazis? ¡Que haya zombies de por medio! Esta es la idea que lleva encima Overlord, película dirigida por Julius Avery (Son of a Gun) y producida por J. J. Abrams. Con el fin de traernos una especie de clase B y cine de explotación dentro de un acontecimiento histórico, este trabajo logra destacarse dentro de los grandes estrenos del año.

    Hace unas semanas atrás me encontraba hablando de Operation Finale (dir. Chris Weitz), basada en un hecho real ocurrido entre la caída de Hitler y el comienzo de los juicios de lesa humanidad al nazismo. Film que forma parte de los dramas de época que se agrupan junto con Schindler’s List, Der Untergang (más conocida como La Caída), The Pianist… y así seguiríamos en una lista interminable de largometrajes y cortos, muchas ganadoras de premios y que forman parte de los grandes clásicos de Hollywood y la historia del cine.

    Ahora, ¿qué pasa cuando se toma la Segunda Guerra Mundial para empezar a jugar en las películas? Muy probablemente la que se lleva todas las medallas en ese sentido es Inglourious Basterds de nuestro querido Quentin Tarantino. Y creo que nadie lo discute. Pero esta idea, de llevar lo que fue toda la guerra y el nazismo a extremos impensados, ya aparecía entre los años ’60 y ’70 con el exploitation. Cintas de bajísimo presupuesto, con directores muy particulares y marginales, que lograban llevar lo grotesco y lo políticamente incorrecto a los sótanos de la industria cinematográfica. En todo este limbo, que hace más de 50 años y se consagró con el hitazo de Quentin en 2009, Overlord parece ser la mezcla exacta entre ambas partes.

    Overlord

    Con una estructura propia del cine de terror, esta película es un entretenimiento de género puro, que combina la acción bélica con el gore y el horror. Y todo lo hace a partir de tomar algo tan cierto como los experimentos que realizaba el nazismo, para generar una historia explosiva. Algo así como Wakolda con esteroides y un bate de béisbol, lista para romper todo.

    Es importante reconocerle grandes momentos a la película. Quizás no son tantos, pero varias escenas van a alegrar a los fanáticos del género. Si bien la acción se hace esperar por momentos, la historia es estable. La dirección de Avery es notable, con varios shots visuales que no tienen que envidiarle a otros clásicos bélicos y de acción. Aunque quizás en ocasiones parezca que le sobran algunos minutos, las escenas potentes revierten la situación.

    Con un reparto relativamente corto y sin demasiado renombre, una de las cosas en las que más triunfa la cinta es en cómo logra generar la afinidad con los protagonistas. Se consigue una empatía bastante sólida, sin siquiera tener que contarte la vida de cada uno de los integrantes del grupo. Y a esto se suma a la buena química entre todos ellos, algo que se consigue sin mucho esfuerzo.

    Con sus aciertos y sus fallas, Overlord es de esas películas que son necesarias cada cierto tiempo. Un baldazo de agua fría para disfrutar de cómo el cine puede trascender los hechos reales y la verosimilitud, para darnos entretenimiento, acción y, lo más importante, un gran goce.

    estrella35

     

     

     

     

     

  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2018 - Todos los derechos reservados.
    Top