×
  • Lo Mejor del 2018, según Lucas Rodríguez

    Publicado el 26 diciembre, 2018 por Lucas Rodríguez

    En orden alfabético, como siempre, acá van las mejores películas del año para Lucas Rodriguez.

    “¡The time has come for you to Top Ten for your life!”

    En las ya inmortales palabras de RuPaul, es la hora de que hagamos ese conteo final del año 2018 que ya está en su ocaso, y revisitemos lo que nos dejó este turbulento 2018. Repasando el cierre del 2017 con el presente, vemos que hay muchas más historias originales que secuelas, lo que nos da la pauta que se están buscando nuevas vías de escape narrativo a lo trillado, y que cuando estamos frente a una segunda parte o continuación de universo cinematográfico, nos encontramos con productos al tope de sus capacidades para seguir impresionando a su fiel audiencia y a cinéfilos pasajeros. Como siempre, la lista se compone de estrenos del corriente año y esos primeros meses de transición entre 2017 y 2018 que hacen que películas oscarizables lleguen justo en el ojo de la tormenta de premios. ¡Pero a no desesperar! Que luego de la lista hay un bonus track con películas que no fueron estrenadas comercialmente pero que se merecen una mención especial para la posteridad.

    Sin más preámbulos, comenzamos el conteo en orden alfabético:

    A QUIET PLACE

    A QUIET PLACE

    En tan solo 90 minutos, John Krasinski revitalizó el horror con la historia de una familia en medio de un futuro en ruinas, en donde el silencio es clave para la supervivencia. No contento con dirigir y escribir tensas escenas de suspenso sin sonido alguno (como se vio hace unos años en la genial Don’t Breathe), se despachó con un rol protagónico junto a su esposa en la vida real Emily Blunt que en definitiva representa un drama familiar lanzado en un campo de juego de horror. Quizás mi único reproche es el diseño de las criaturas que amenazan a la familia, pero es un pequeño escollo enfrente de una fascinante y tensa obra maestra de suspenso que parte de un simple concepto y se vuelve totalmente intrigante e indispensable para su acto final. Si no les dio ganas de gritar esa última escena, ya no sé que decirles.

    AVENGERS – INFINITY WAR

    AVENGERS - INFINITY WAR

    No importa que el acto final haya shockeado a los fanáticos alrededor del mundo y que a mí me haya dejado algo indiferente por la severidad autoimpuesta que sabemos no durará por mucho tiempo (después de todo, hay un universo y secuelas anunciadas a futuro), Infinity War resultó un evento que se viene gestando hace diez largos años, y pagó cada dividendo con decisiones difíciles, batallas inmensas, y un villano absoluto que se devoró cada segundo en pantalla representando una fuerza antagonista imposible de detener. En 2019, la segunda parte retocará ese final para apaciguar las aguas, pero el momento en sí representa un salto de fe por parte de Marvel Studios que fue comentado a lo largo y ancho del planeta en uno de los momentos cinéfilos más resonantes del año.

    BLACK PANTHER

    BLACK PANTHER

    Pero antes del chasquido de dedos que cambió el curso del universo cinematográfico, conocimos la nación de Wakanda al detalle, y nos enamoramos de la película superheroica de Ryan Coogler, quien le reveló al mundo que se puede tener estilo, historia y sustancia, todo junto en un combo tan interesante, rebosante de detalles y escenarios futuristas combinados con un sentido homenaje a la cultura africana que se han hecho tantos ecos que podría ser la primera de Marvel en recibir una nominación a Mejor Película de cara a los próximos Oscars. ¿Llegará o no? Si lo hace, hará historia, y si no, ya ha dejado su huella e impacto con una sólida historia detrás de la máscara del Hombre Gat… digo, la Pantera Negra.

    CALL ME BY YOUR NAME

    CALL ME BY YOUR NAME

    Cuando leí el libro quedé fascinando por la historia de Elio y Oliver, y veo que Luca Guadagnino también. La atracción que se tienen los protagonistas es magnética, y sin importar el género ni la edad, todos podemos sentirnos identificados en algún momento de nuestra vida con este drama romántico que tiene mucho de coming of age. Por supuesto, el escenario italiano destila romanticismo por todos sus poros, y Timothée Chalamet y Armie Hammer me darán escalofríos por siempre con esas sentidas interpretaciones de los tórtolos. Si no te devasta esa escena final, no sos humano.

    GAME NIGHT

    GAME NIGHT

    La vi sin muchas expectativas y se terminó convirtiendo en la comedia del año. Cada integrante del grupo de amigos reunidos para esta noche de juegos fuera de serie tiene un timing para la comedia perfecto, algunos lo han demostrado año a año y comedia a comedia (Rachel McAdams, Jason Bateman), pero otros son una verdadera revelación (Jesse “Matt Damon” Plemons). La dupla de John Francis Daley y Jonathan M. Goldstein viene haciendo camino con el humor y acá se superaron completamente con una comedia negra que no tiene puntos muertos ni tampoco le faltan escenas de acción, en un balance único que les sirvió a los muchachos como carta blanca para dirigir la próxima Flashpoint.

    HEREDITARY

    HEREDITARY

    Fuera del género de terror, que es mi favorito, es LA película del año en mi humilde opinión. Hacía mucho tiempo que una película del género no me dejaba completamente despavorido e insomne, totalmente pasmado por lo macabro de su trama. En el fondo es un drama sobre la pérdida de un ser querido, pero con un giro hacia lo asfixiante que se va revelando conforme la situación de la familia Graham se torna más y más peliaguda. Revelar más no le haría ningún favor a la película, que evita todos y cada uno de los lugares comunes del horror para provocar una sensación mucho más profunda: la inseguridad de las atmósferas que ahogan, la incertidumbre total y, en el mismo epicentro, el tour de force que le toca a la diosa Toni Collette, que vuelve a demostrar que el género le depara buenos augurios al interpretar con ferocidad a la matriarca en una personificación tan potente y angustiante que no deja a nadie impávido. Ya sean fanáticos del miedo o no, la ópera prima de Ari Aster es un peliculón de aquellos, pensado milimétricamente para que cada escena aporte un granito de arena para ese acto final que los obligará a dejar las luces prendidas cuando duerman.

    I, TONYA

    I, TONYA

    Una poco ortodoxa biografía es el medio perfecto para la poco ortodoxa carrera de la patinadora olímpica Tonya Harding, interpretada con insanía y arrojo por una magnética Margot Robbie y una igualmente magnética Allison Janney como su implacable madre, cuyo personaje en cierto momento rompe la cuarta pared para explicar que su línea argumental está desapareciendo de pantalla. Ése es tan sólo uno de tantos momentos brillantes en la biopic de Craig Gillespie que toma a Harding como si fuese un personaje salvaje salido de la filmografía de Tarantino… pero que tristemente fue verídico y la comidilla de todos los medios de prensa en los ’90.

    MISSION: IMPOSSIBLE – FALLOUT

    MISSION: IMPOSSIBLE - FALLOUT

    A Tom Cruise le hace falta ir al espacio para completar la saga. Mientras que el cine comercial se ve sumido en la parafernalia de los efectos especiales y las pantallas verdes, Cruise se ha superado entrega a entrega y misión imposible a misión imposible para darle al público lo que se merece: espionaje y acción de alto octanaje, siendo él siempre el centro de las acrobacias más impensadas y las locuras más hermosas. Fallout lo reúne con Christopher McQuarrie, el director de la fantástica Rogue Nation, y ofrecen una de las grandes películas de acción de los últimos tiempos, rezumando adrenalina por todos y cada uno de sus poros, y devolviendo a la saga a la notoriedad insoslayable que la caracteriza. Tom, te amamos, perdón por tan poco, danos más.

    READY PLAYER ONE

    READY PLAYER ONE

    Déjenlo a Steven Spielberg el volver un libro mediocre que vive y respira referencias culturales en uno de los eventos más placenteros del año. La aventura cibernética totalmente enamorada de los años ’80 y las referencias descontroladas que pasan por la pantalla a mil por hora resultan una estimulante combinación adaptada a los tiempos que corren. No importa si la trama es un tanto simplona y maniqueísta, es un espectáculo sabroso y deglutible al ciento por ciento, que recupera al mejor Spielberg, que sigue incombustible y para el que lo años parecen no transcurrir.

    THE SHAPE OF WATER

    THE SHAPE OF WATER

    Por las venas de Guillermo del Toro corren ríos y ríos de fábulas líquidas, no hay otra explicación. Solo él puede hacer un cuento de hadas para adultos tan fascinante como extravagante. Quizás no sea totalmente novedoso, pero la facilidad del Guille de encastrar partes usadas a su favor y vestirlas bonito se traduce en aclamación crítica que ya la tildan de clásico. Tiene todo para serlo, pero creo que necesita años luz como a otros trabajos del director para serlo (El laberinto del fauno) pero mañas no le faltan. Si le sumamos un elenco maravilloso, y el protagónico de una Sally Hawkins que directamente no nos merecemos, el resultado es cine en estado puro, relleno de tanto realismo mágico que duele.

    MENCIONES ESPECIALES – NO ESTRENADAS COMERCIALMENTE:

    ASSASSINATION NATION

    ASSASSINATION NATION: un amigo la describió algo así como “si Quentin Tarantino fuese un millenial comprometido con la causa” y tengo que secundarlo (además de pedirle prestada la frase). El trabajo de Sam Levinson (hijo del icónico Barry Levinson) tiene todas las marcas de un cine made in Tarantino: mujeres preciosas y de armas tomar en los protagónicos, afilados e hirientes diálogos sobre la cultura de hoy en día, un soundtrack rabioso, una habilidad con la cámara envidiable, y una capacidad para apretar todos los botones de la sociedad que no deja piedra sin dar vuelta en su búsqueda de identificar qué es lo que estamos haciendo mal un día como hoy, cuando la tecnología nos domina en vez de dominarla a ella. Sangrienta, violenta, discriminadora pero aleccionadora al mismo tiempo, Assassination Nation es una película que te agarra de la cara con las dos manos y te arrastra a su vorágine destructiva.

    BLINDSPOTTING: de comedia poco y nada, y de comentario social, mucho. Los amigos de toda la vida Daveed Diggs y Rafael Casal armaron esta comedia dramática de colegas que retrata con mucho dolor lo que significa hoy en día ser negro en Estados Unidos, donde por pertenecer a una raza ya es motivo suficiente para disparar primero y hacer preguntar después. Blindspotting no es muy memorable hasta que no pone sus cartas sobre la mesa, en donde un momento de discusión entre amigos torna al film en un panfleto político totalmente indispensable, que deja sin aliento por unas escenas finales donde el rap catártico del protagonista catapulta a Diggs a la fama por su maravillosa interpretación.

    SEARCHING: si bien la secuela Unfriended: Dark Web me decepcionó bastante considerando que Unfriended es un pequeño placer culpable, no tenía idea de que Searching llenaría ese espacio de un nuevo cine cuyas historias transcurren completamente frente a la pantalla de una computadora. En esta ocasión, el horror deja paso a un suspenso más convencional, con la desaparición de una joven estudiante y todos los desesperados intentos de su padre por encontrarla. No nos damos cuenta lo atrapados que estamos por la tecnología hasta que no nos desaparece un pariente y tenemos que investigar su vida privada en las redes para descubrir los secretos que salen a la luz en el peor momento. John Cho lo entrega todo como el abnegado padre, y Debra Messing se aleja de sus papeles de comedia para un rol mucho más dramático del que nos tiene acostumbrados para una de las sorpresas de la temporada que te deja sin aliento hasta el desenlace.

    SORRY TO BOTHER YOU: una sátira inclasificable que tiene una de las mejores sorpresas en su tercer acto que he visto en mucho tiempo, eso es el debut como director del músico Boots Riley. Anclada por los estelares Lakeith Stanfield y Tessa Thompson, la historia de un joven negro que tiene que usar su voz blanca interna para triunfar en el ámbito del telemercadeo es una crítica explosiva sobre el capitalismo tan irreverente e inteligente que asusta, y la convierte en una de las películas más dinámicas y extravagantes del año.

    THREE IDENTICAL STRANGERS: mientras menos sepan de que trata este intrigante documental, mejor. El título los puede guiar un poco por donde vienen los tiros, pero no están preparados para esta increíble historia real que conforme va revelando sus capas de misterio, desentierra un secreto guardado por años que parece salido de un cuento de ciencia ficción pero es dolorosamente real. Three Identical Strangers pone sobre la mesa la mentada idea de la naturaleza versus crianza e intenta responderla de una manera tan clínica que pierde de vista la humanidad latente en dicho interrogante, pero no por ello deja de ser un documento totalmente fascinante sobre los límites de la ciencia y la inmoralidad de dichos procedimientos.

    Hasta aquí llegamos con este conteo del año, al que por supuesto le faltan muchas pero muchas películas sobresalientes, así que los invito cordialmente a pasar por los comentarios a seguir esta tradición y a discutirla en grupos. ¡Un saludo a todos y que tengan un fabuloso 2019!

     

  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2018 - Todos los derechos reservados.
    Top