Algunas líneas sobre Westworld

Un repaso con spoilers al final de la primera temporada, con el ojo puesto en todo lo que vendrá.

Westworld

“Algunas personas eligen ver lo feo de este mundo. Yo elijo ver la belleza que hay en él”. Esa es la frase inicial de Dolores, la primera anfitriona de Westworld. Al final de la temporada, le susurra a Teddy en el oído que ese mundo no les pertenecía a los humanos, que era de ellos. Minutos después mata a Ford en el mismo lugar donde décadas atrás había matado a Arnold.

Así terminó la primera temporada de la brillante serie creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy para HBO y que esperaba su continuación hace más de un año. Seamos honestos, la línea temporal nos mareó a todos y esos saltos constantes que daba hacían que sea una verdadera tarea seguir el hilo de la serie. Como puede habernos complicado más de una vez, está bueno que tengamos en cuenta cómo terminaron las cosas y qué podemos esperar en la segunda temporada. Resumamos: el plan maestro de Ford fue ejecutado por Dolores, que al final nos enteramos que era el famoso Wyatt, ese villano al que Ed Harris buscaba casi con tanto empeño como al centro del laberinto.

El plan de Ford empieza con esta nueva narrativa en la que parte de los anfitriones llegaron al centro del laberinto: adquirieron conciencia a través del sufrimiento. Acá aparece la primera gran incógnita. Si Ford planeó esta nueva historia y guió por medio de diferentes recursos a Dolores (Evan Rachel Wood), Maeve (Thandie Newton), Teddy (James Marsden) y hasta Clementine (Angela Sarafyan) a esta conciencia y autodeterminación, ¿son realmente independientes y los herederos de su mundo, o siguen cumpliendo los comandos programados de Ford?

Westworld

Por otro lado tenemos a Maeve, que organizó una fuga y parece posicionarse en el lugar de la heroína a la que seguiremos esta temporada. Con la ayuda de Felix (Leonardo Nam), uno de los encargados de mantenimiento de los anfitriones, logra que no le borren los recuerdos después de cada puesta en línea y de a poco va llegando al centro del laberinto. De la misma forma modifica a Héctor (Rodrigo Santoro) y Armistice (Ingrid Bolsø Berdal) y forma su propia fuerza de tareas para escapar. En este arco se presentan muchos interrogantes, empezando con que es la primera vez que nos enteramos de la existencia de otros parques además de Westworld -y ya sabemos que en esta nueva temporada vamos a conocerlos-. El personaje interpretado por Newton parecería ser la primera huésped que realmente logra hacer algo fuera de su programación. Su recodificación, su rebeldía, hasta el escape habían sido agregados a su trama. Pero su decisión final, bajarse del tren para ir a buscar a la que fue su hija en una de sus narrativas, no estaba programada. O por lo menos no lo sabemos.

También está Elsie (Shannon Woodward), la programadora que trabajaba con Bernard a quien Ford quiso quitar del medio porque estaba demasiado cerca de descubrir qué pasaba. En un principio creemos que Bernard la mató, pero cuando vemos el elenco de la segunda temporada, su nombre aparece. Lo mismo sucede con Ashley Stubbs (Luke Hemsworth), el jefe de seguridad del parque que fue tomado prisionero por la Nación Fantasma. Otro dato importante de esta segunda parte es que contará con la misma cantidad de capítulos y con el mismo presupuesto que la anterior: 10 millones de dólares por episodio. Además, el elenco se agranda y entre los incorporados se destaca Gustaf Skarsgård (Vikings). Si, Floki llega a Westworld.

Pero quizás la revelación más importante del final de la primera temporada sea la línea temporal: descubrimos junto con Dolores que el hombre de negro al que da vida Harris es William, ese del que ella se enamoró, ese que recorrió todo el parque buscándola para terminar encontrándose a el mismo. Recién en este momento podemos empezar a atar los cabos que fueron quedando sueltos durante todos los episodios. Es en este momento que nos damos cuenta que Dolores también llegó al centro del laberinto, cuando William le dice quién es, ella parece salirse de su personaje. Se convierte en una versión más fría y oscura, esa que Arnold quiso crear, la que tiene conciencia, la que lo mató a él y la que va a matar a Ford.

Westworld

Entonces ¿qué esperar de esta segunda parte? Una banda de sonido tan buena como la primera, eso seguro. Ramin Djawadi vuelve a componer la música de la mejor serie de ciencia ficción del momento. En cuanto a la historia, los creadores ya dijeron que será más oscura y sangrienta que su antecesora, pero no adelantaron nada con respecto a cómo será la forma en la que contarán la historia esta vez. Si bien ya entendimos la línea temporal y sabemos en qué momento está cada personaje y lo que vive, eso no descarta la posibilidad de que vuelvan a recurrir a los flashbacks. Quizás veamos de vuelta a Jimmi Simpson (William joven) y Ben Barnes (Logan).

Pero el mayor enigma recae en el núcleo de la serie: la conciencia y la evolución. ¿Son los huéspedes, como creían Ford y Arnold, el siguiente pasó de la evolución? ¿La conciencia que adquieren es real, o es sólo parte de un nuevo código? ¿Charlotte Hale (Tessa Thompson) fue una de las que murió en el tiroteo del viejo pueblo o sobrevivió? Si lo hizo, ¿qué lugar ocupará ahora en la mesa directiva de DELOS? ¿Qué rol jugará William en está temporada? Sabemos que fue atacado por la Nación Fantasma, que tiene muchos de los huéspedes descartados en sus filas. Pero también que no lo mataron y que la nueva trama de Ford es lo que él estaba buscando: que estas creaciones puedan defenderse, que sean reales. Por último, porque si no podemos seguir hablando de esta serie por años, ¿qué lugar ocuparan en esta nueva trama cada uno de los huéspedes que ya conocimos? ¿Será Dolores la villana que Ford prometió? Sólo queda esperar a hoy domingo, ganas no faltan.