×
  • Crítica de After: Aquí Empieza Todo

    Publicado el 11 abril, 2019 por Julieta Cáceres

    Sigue la historia de Tessa Young, una chica que esta comenzando su primer año en la universidad y conoce a Hardin Scott, un chico con un misterioso y oscuro pasado.

    After

    Tessa vacía su habitación, está lista para empezar una nueva etapa y ansiosa por ir a la universidad, pero el cambio será más grande de lo que esperaba. After es el nuevo drama adolescente basado en una novela que salió de la comunidad de lectores y escritores Wattpad, una película vacía, mal escrita y que perpetúa actitudes tóxicas mostrándolas como románticas.

    Basada en un fenómeno de Wattpad escrito por Anna Todd, y que nació como un fan fiction de One Direction, la película está plagada de clichés y estereotipos: la joven tímida amante de los libros que se enamora del chico rebelde con un pasado tumultuoso, pero que en el fondo es sensible. La villana que es otra chica enamorada de él y todo lo que hace es por celos, una madre sobreprotectora. No hay un sólo aspecto de esta historia que pueda ser positivo, más si se tiene en cuenta que el público al que apunta es, en su mayoría, adolescentes entre los 14 y 17 años. Este tipo de películas atrasa y hace que chicas de todos lados crezcan añorando una relación en la que se refieran a ella como un objeto que tiene dueño.

    After

    Pero dejando de la lado todo lo que simboliza, tampoco tiene mucho mérito. Tessa es interpretada por Josephine Langford, hermana de la protagonista de 13 Reasons Why, y no es buena. Muchas de sus escenas son sobreactuadas y casi ninguna de sus líneas son creíbles, aunque eso es más culpa de los guionistas que de ella. Hero Fiennes-Tiffin es el chico en cuestión y es una pena que un joven actor que es claramente talentoso esté involucrado en una cinta como esta. Selma Blair hace de Carol, la madre de Tessa y le sucede lo mismo que al personaje de su hija, simplemente no es creíble.

    Las motivaciones de los personajes son confusas y no están bien explicadas, hay una cantidad excesiva de diálogos expositivos que sólo logran aburrir y una película que dura menos de dos horas parece hacerse eterna. Hay un abusivo uso de la música, lo cual hace que muchas de las escenas parezcan videoclips y no parte de una película. Quizás lo único que puede destacarse es la correcta fotografía, que si bien es la estándar para este tipo de films, es lo mejor que se ve durante la hora cuarenta de After.

    Ojalá que algún día empiecen a crear historias interesantes para jóvenes, en donde el ideal sea encontrarse a una misma y no perseguir una relación tóxica y posesiva. Este no es el caso.

    4 puntos

     

     

     

     


  • Copyright © CINESCONDITE.com / 2011 - 2019 - Todos los derechos reservados.
    Top