Crítica de Chronicle / Poder sin límites

Tres estudiantes de secundaria realizan un increible descubrimiento que les permite desarrollar poderes más allá de su propia comprensión. Aún cuando comienzan a controlarlos y usarlos para su ventaja, sus vidas pronto se salen de control.

Chronicle

Por Gino Marcellino.

El género del falso documental o archivo encontrado está sufriendo una saturación; tanta película que usa este recurso para atraer a espectadores crédulos, puede llegar a cansar. Chronicle, no obstante, sabe como aprovecharlo al máximo y darle a su vez una vuelta de tuerca única, lo cual se hace posible gracias a su historia.

Andrew es el típico perdedor de la secundaria que todos ignoran y molestan. Un día decide usar una cámara para filmar todo lo que pase a su alrededor, como una barrera ante la sociedad. Él, su primo y un amigo, se topan con un cristal misterioso que les concede poderes. Los tres protagonistas deciden entonces divertirse con esta nueva habilidad, hasta que uno de ellos pierde el control y debe ser detenido.

Si bien el concepto no es único, lo es su forma de verlo. Son personajes con poderes, pero no hay ningún superhéroe o villano, solo seres conflictuados que deben lidiar con estas nuevas habilidades y a su vez vivir el día a día entre familia y con sus pares. El recurso de «archivo filmado encontrado» está ligado en parte a la obsesión de Andrew por las cámaras. Gracias a sus poderes es capaz de manipular las mismas para que las tomas se filmen «solas», sin necesidad de un camarógrafo. Este hecho, sumado a que cualquier dispositivo que hay en escena sirve de excusa para narrar la historia, hace que el visionado de la película sea muy llevadero.

Por otro lado, uno termina de simpatizar con los protagonistas gracias a sus decisiones tras tener los poderes. El motivo de la película es «¿Qué harías si tuvieras poderes?», y en el cierre uno toma conciencia de que eso es exactamente lo que se trataría de hacer. Porque son decisiones humanas y no hay ninguna deidad ni extraterrestre que les diga qué es el bien o el mal. Ellos solo responden acorde a las situaciones que van viviendo.

De esta forma, Chronicle es un vistazo refrescante tanto al found footage como al cine de acción. Es un film que trata sobre sus personajes, cómo deben lidiar con esto y como todo los afecta. Excepto una escena muy bien planeada y ejecutada, la película solo se centra en Andrew, sus amigos y el viaje que les trae por delante estas habilidades. Y esto es lo que la hace una película tan poética como excitante.

8 puntos