Crítica de ¿Cómo andamos por casa?

Los Ahumada quieren ser felices a toda costa y no les importa sacrificar a otros en el camino. Sólo que la felicidad, no siempre está donde uno la busca.

¿Cómo andamos por casa?, Boris Quercia

Una hija nadadora y competitiva, un hijo que está al borde de una crisis por el bullying que sufre en la escuela, una madre infeliz y un padre que no se percata de nada. Los Ahumada son una familia que aspira a más pero lo cierto es que no pueden. ¿Cómo andamos por casa? es una comedia chilena que, si bien no presenta nada nuevo, entretiene.

Cuando Valentina (Florencia Berner), la hija mayor, queda seleccionada para representar a Chile en los juegos escolares, la familia se encuentra en un aprieto económico porque deben pagar el viaje y no llegan con la plata. Para solucionar esto deciden alquilar una habitación en Airbnb, pero no son los mejores anfitriones y no paran de hacerle bromas de mal gusto a su huésped gallego (Luis Pablo Román). Eduardo (Boris Quercia), el padre, quiere pedir un aumento pero no se anima porque la compañía está al borde de una fusión y pueden empezar los despidos. Rocío (Amparo Noguera), la madre, tiene una tienda de mascotas que no vende nada pero un día entra su ex amante; y Federico (Fernando Gutiérrez), el hijo menor, no sólo es completamente relegado por su familia sino que también sufre en la escuela.

La comedia escrita y dirigida por su protagonista, Boris Quercia, le da importancia a cada una de la tramas y hace especial énfasis en lo disfuncional de esta familia y el egoísmo que los motiva. Los celos, la arrogancia y la necesidad de superación a toda costa son el centro de esta historia y los disparadores de todas las situaciones y chistes. Si bien el estilo de comedia por momentos parece haberse quedado unos años atrás, entretiene y saca varias risas. Además, las actuaciones son divertidas y levantan un guion que de por sí no tiene mucho para ofrecer.

Si bien es de 2018, la película chilena llega este jueves a Google Play y es una opción para pasar el rato si no se está esperando mucho.

6 puntos