Crítica de Cumbia que te vas de ronda

Desde Argentina hasta Japón, una road movie musical al ritmo de la cumbia.

Cumbia que te vas de ronda

En Argentina tenemos la santafesina, la pop y, desde unos años, la villera; pero lo cierto es que la cumbia tiene muchas más variables y su nacimiento se remonta a melodías indígenas de la cultura colombiana y ritmos africanos y españoles durante la conquista del Nuevo Mundo. Sin embargo, este segundo documental musical de Pablo Coronel (Cumbia La Reina) llega como una propuesta de viaje a lo largo de 10 países, con el objetivo de descubrir mitos en sus orígenes y, al mismo tiempo, llevar el género como experimento social a lugares donde nunca ha estado antes. Y justamente para enriquecer la experiencia, el equipo de producción participará activamente mimetizándose con el público a través de un instrumento musical.

Desde instrumentos toscos y sonidos primarios hasta el acordeón, el toc toc y la trompeta, la banda/producción comenzará su recorrido por Sudamérica para luego terminar en Asia. España, México y Portugal aportan también sus relatos. Músicos y bandas como Coco Barcala (Argentina), Toto la Momposina (Colombia), Juan Sebastián Ochoa (Colombia), Shogo Komiyama (Japón) y Los Mirlos (Perú) son apenas un puñado de los entrevistados.

Cumbia que te vas de ronda

Y la pregunta recae todo el tiempo en cada lugar que visitan. ¿Qué es la Cumbia? ¿Cómo la definirían? Cada lugar lo interpreta de manera diferente, aunque siempre concuerdan en que sirve como una forma de expresión cultural que no discrimina. La cumbia transforma al oyente en alguien libre y feliz. Como indica Coronel en off, «el imaginario colectivo crea preconceptos». Y esa frase sirve para dividir el documental. El grupo deja ya de buscar artistas y protagonistas que quieran exponer su cumbia; ahora pasarán a experimentar la reacción del público que nunca oyó dicha melodía en vivo y en directo.

La gente en Vietnam, Camboya y Filipinas queda asombrada y no sabe cómo reaccionar ante el equipo que comienza a tocar en la calles y en algunas reuniones públicas. Al cabo de unos minutos, y para sorpresa de todos, los mismos niños se animan a moverse, luego las mujeres y finalmente los hombres los siguen al ritmo de un baile libre y despreocupado. Queda en claro que sus dos componentes claves son la esencia popular y el poder festivo que genera.

Cumbia que te vas de ronda, una producción de Pensilvania Films (Argentina) en coproducción con Bolivia, México, España y Portugal, cuenta con guion de Coronel y Analía Bogado; y entre cámara y acordeón nos invitan a encontrar un trabajo de colaboración lleno de alegría empaquetada musicalmente. Más que un género es una invitación a celebrar la vida por la vida misma.

7 puntos