Crítica de Men In Black: International

Los Hombres de Negro siempre protegieron a la Tierra de la escoria del universo. En esta nueva aventura, ellos enfrentarán a su amenaza más grande y global a la fecha: un topo en la organización.

Men In Black: International, Tessa Thompson, Chris Hemsworth

Una novata a prueba que rastreó durante años a la organización para poder ser parte de ella, el agente que dejó atrás sus días de gloria y ahora se queda dormido en el escritorio y una misión de la cual depende el futuro del universo. Men In Black: International es una nueva entrega de la famosa saga que funciona como secuela distante y, si bien no aporta nada nuevo, es una divertida película en la que sus protagonistas se lucen.

Molly (Tessa Thompson) vio cómo los Hombres de Negro le borraban la memoria a sus padres cuando era una niña y desde entonces los estuvo buscando. Su sueño es ser parte y toda su vida la dedicó a ese objetivo. Cuando al fin da con ellos, deciden reclutarla, darle un nuevo guardarropas y un nuevo nombre -Agente M-, para que cumpla su primera misión en Londres. Allí es recibida por High T (Liam Neeson), líder de la organización y mayor defensor de H (Chris Hemsworth), un agente que supo ser el mejor pero que desde su enfrentamiento con «La Colmena» -una entidad alienígena que conquista planetas-, ya no es el mismo. M encuentra la forma de trabajar con H pero ese será el principio de sus problemas y también sus aventuras.

Men In Black: International, Tessa Thompson, Chris Hemsworth

Si bien la película puede pecar de obvia -desde un principio uno puede imaginar quién será el villano-, es entretenida. Cada uno de los chistes hacen reír y hay muchos de ellos. Los personajes no están muy bien desarrollados pero el carisma de los actores remonta casi todo. Además no intentará colgarse de las entregas anteriores, protagonizadas por Will Smith y Tommy Lee Jones. Toma de ellas lo necesario y hasta incluyen un par de guiños, pero en el resto es una historia propia y diferente. Los personajes secundarios son casi tan divertidos como los principales y el pequeño alienígena al que da voz Kumail Nanjiani se roba cada una de las escenas en las que está.

Dirigida por F. Gary Gray, la cinta tampoco es ajena al clima de época y es consciente de esto, cada uno de los chistes con respecto a las mujeres y el nombre de la organización están bien escritos y bien ejecutados. Además debe destacarse la breve participación de Emma Thompson como la Agente O. Recorre lugares comunes, por momentos es predecible y no aporta nada nuevo, así y todo Men In Black: International es una comedia de aventura y acción que se disfruta de principio a fin. Y si quieren pasar un buen momento, es la película indicada.

3 puntos