Crítica de Pet Sematary / Cementerio de Animales

Sigue al Dr. Louis Creed quien, luego de mudarse con su esposa Rachel y sus dos hijos pequeños de Boston a la Maine rural, descubre un misterioso cementerio escondido en lo profundo del bosque cerca de su nuevo hogar.

Pet Sematary, Cementerio de Animales, Jason Clarke, Stephen King

Un doctor cansado de la vida en la ciudad se muda junto con su familia a un pequeño pueblo de Maine, compran una casa con un bosque en el patio trasero y todo parece ser para mejor. Pero en ese bosque hay algo más que árboles y de a poco irán descubriendo que esa vida tranquila que buscaban no va a ser posible. Pet Sematary es la nueva adaptación del clásico de Stephen King, dirigida por Kevin Kölsch y Dennis Widmyer, y nos deja un par de sustos pero no mucho más.

Cansado de los horarios y el no poder pasar tiempo con su familia, Louis Creed (Jason Clarke) decide que es buen momento para alejarse de Boston y empezar una nueva vida en un lugar más tranquilo. La nueva casa es hermosa y el inmenso bosque es parte de su propiedad. Pero la ruta parece ser un peligro, decenas de camiones pasan todo el día a máxima velocidad. El vecino, Jud Crandall (John Lithgow), les dirá que esa ruta es riesgosa, y que es el motivo por el cual el cementerio de animales que está en el bosque es tan concurrido.

Pet Sematary, Cementerio de Animales, Jason Clarke, Stephen King

Este será el disparador para que se empiece a tratar el núcleo de la película: la muerte y el cómo algunas personas pueden o no lidiar con ella. Rachel (Amy Seimetz), la esposa, tiene un trauma de su niñez que le impide hablar sobre eso y Ellie (Jeté Laurence), la hija mayor, empieza a sentir curiosidad.

A medida que avanza la película se va construyendo la trama y el ambiente de terror va teniendo mayor presencia. Si bien esto está logrado, no hace mucho más. La película asusta, eso seguro, pero a través de jumpscares. Falla en la construcción de tensión y cada uno de esos sustos es predecible. No hay un aumento sensible de la atmósfera y muchas de las tramas que se suman están cargadas de clichés.

Lo más destacable son las actuaciones de Laurence y Lithgow. Él es un gran actor que le suma fortaleza a la narrativa y su personaje es el mejor construido, mientras que ella es un gran talento que logrará poner la piel de gallina en más de un momento. Efectiva como película de terror pero sin mucho mérito, logra asustar pero no tiene mucho más para decir.

6 puntos