Crítica de Respira

Leonardo consigue trabajo como piloto fumigador en las plantaciones de soja, por lo que se muda al campo con su familia. Cuando comience a trabajar, descubrirá un oscuro secreto que pondrá a él y a sus seres queridos en peligro.

Respira, Lautaro Delgado Tymruk, Sofía Gala, Gabriel Grieco

Leonardo está sin trabajo desde hace meses, es piloto comercial y se niega a conseguir algo que no implique volar. Cuando un conocido le consigue una propuesta en el campo, él y su familia se mudan pero las cosas se complican. Respira es un thriller ecológico escrito y dirigido por Gabriel Grieco, que plantea los problemas de los agroquímicos como eje central combinando terror y suspenso pero no siempre de manera efectiva o creíble. 

Hace meses que está en su casa y eso lo empieza a afectar, Leonardo (Lautaro Delgado Tymruk) rechaza todos los trabajos que le ofrecen porque nada tienen que ver con la aviación. Leticia (Sofía Gala), su esposa, le insiste para que acepte uno que le consiguieron como fumigador en un campo. Es sólo unos días por semana pero, de todas formas, la familia se instala allá para estar juntos. Ellos y su hijo llegan a la casa que le da la empresa y conocen a Emilio (Daniel Valenzuela), el encargado. Con una constante atmósfera de suspenso, la primera mitad de la película se construye de manera sólida y presenta todos los elementos importantes tomándose su tiempo. 

Utilizando una problemática real y tangible como elemento central del terror, Respira construye una interesante historia que pierde fuerza en el desenlace por no tomarse el tiempo que merecía. Con una duración de menos de hora y 20, el final se siente apresurado y tanto las buenas actuaciones de sus protagonistas como los conflictos entre el encargado y el pueblo, o el acuerdo entre la policía, el intendente y los dueños de la empresa fumigadora, se ven completamente desaprovechados. 

La mezcla de estilos le sienta muy bien a la película, el thriller con un poco de terror, el drama y el western conviven en esta historia y dan cuenta de un talentoso guionista y director que, aunque no explota todo su potencial -ni el de la historia-, deja mucho en qué pensar. 

6 puntos