Lo Mejor del 2018, según Guido Villanueva

En orden descendente, sus favoritas de este 2018.

Nuevamente, nos tocó un año de muy buenas películas. Al igual que el año pasado, esta lista tiene diversos géneros y joyitas que marcaron una experiencia personal al verlas. Esto puede incluir desde una propuesta técnica o visual hasta puro entretenimiento. Sin mucho más que decir, acá están:

1 – Mandy

Mandy

La mejor experiencia cinematográfica que tuve este año. El griego Panos Cosmatos desplegó toda la psicodelia y el cine experimental en una película de exploitation que combina slasher, las revenge movies y la acción. Una de las mejores propuestas visuales del año, única en su especie. Y sobre todo, una tapada de boca a todos aquellos que desprecian a Nicolas Cage. Para ver y reveer mil veces.

2 – Ready Player One

Ready Player One

Qué podemos decir de Steven Spielberg que no se haya dicho? Apenas entrado el 2018, había llegado a los cines The Post, donde este director demostró su calidad para contar una historia basados en hechos reales y con una importante carga política y cultural. Unos meses después llegaría este blockbuster que llevó la novela de Ernest Cline, y uno de los libros más conocidos e importantes de ciencia ficción de estos últimos años -personalmente, de mis favoritos- a la pantalla grande. Una mezcla donde los efectos visuales y el live action se combinan como sólo Spielberg sabe hacer. Mención especial a la escena de The Shining, un mind blown total.

3 – El Ángel

El Ángel

Lo más espectacular de esta película es que podría haber ido por la forma “clásica” de contarnos otra película sobre criminales o hechos delictivos argentinos. Sin embargo, Luis Ortega hace todo lo contrario y le pega una vuelta de tuerca espectacular: centrarse en la construcción de personajes y sus entornos y experiencias por sobre los hechos puntuales. A partir de eso, Toto Ferro y su gran actuación nos lleva por un camino cargado de violencia, sexualidad y locura. Con una fotografía, un uso de los colores y música que no tiene nada que envidiarle a Hollywood, El Ángel se convirtió en una de las mejores experiencias cinematográficas del año.

4 – BlacKKKlansman

BlacKKKlansman

Uno de mis directores favoritos haciendo una de las mejores películas del año. El ojo crítico de Spike Lee a la sociedad y el racismo en Norteamérica se desarrolla en una película que combina la acción, la comedia negra y el drama, como sólo este director sabe hacer. Con una fuerte base en el blaxploitation, Lee nos trae una de las películas más interesantes de este 2018, donde una historia basada en hechos reales y que se sitúa en los años ’70 se sigue sintiendo tan actual. Además, no sólo se rescata el estilo personal que este director aporta en cada una de sus cintas, sino también por un gran epílogo, que nos lleva directo a una reflexión eficaz y sincera sobre la actualidad.

5 – A Quiet Place

A Quiet Place

Otra vez, una experiencia casi única. El silencio como factor clave en una película es la gran propuesta con la que Krasinski se lanzó como director. Una película de terror y suspenso con muchísimo sentimiento. Desde el manejo de la tensión hasta la empatía y la construcción de los personajes, deja en claro que A Quiet Place se merecía sí o sí un lugar en las mejores cintas del año.

6 – Apostle

Apostle

Una de las joyitas medio ocultas que nos dejó Netflix este año. Gareth Evans se mandó una película que combina el terror de época bajo cultos, violencia y suspenso. Una propuesta más que interesante donde la tensión que se maneja es incesante, y te mantiene con los ojos pegados a la pantalla hasta el final. Oscura y con una gran solidez en los planos, el guión e historia.

7 – Hereditary

Hereditary

El 2018 fue un gran momento para el cine de terror. Y quizás Hereditary sea la película que más dio que hablar y mejor representa este logro para el cine de género. La mente retorcida -y a la vez brillante- de Aster nos sumerge en un terror dramático hacia el interior de una familia. El legado, las relaciones internas entre los integrantes y la oscuridad de esta película se combinan con un gran trabajo visual y la construcción de la historia y su guión. No hay mucho más que decir, salvo que no pueden dejar de verla.

8 – Halloween

Halloween

El regreso de Michael Myers al cine cumplió y mucho. Halloween (2018) se impone como la secuela directa a la pieza fundacional del slasher americano creado por John Carpenter en 1978, borrando así más de 40 años de secuelas y una saga tan larga como irregular. Esta última entrega nos trae la esencia plena del personaje, y vuelve a ubicar a Myers en el podio de los antagonistas clásicos del terror. Además, el regreso de Jamie Lee Curtis como Laurie nos trae un personaje potente y con una personalidad que realmente le brinda justicia a la mitología de este universo.

9 – Black Panther

Black Panther

Como no puedo con mi lado comiquero, era probable que una del Universo Cinematográfico de Marvel entrara en mi top. ¿Pero Infinity War? Me encantó, obvio. Pero Black Panther fue un gran impulso para un personaje con mucha historia, pero que muy pocos conocían. Con una historia bien guiada por el famoso “camino del héroe”, el director Ryan Coogler logra desarrollar una sólida historia de origen, cargada de acción y buenos personajes. De hecho, una de las cosas más interesantes es que con esta película, Marvel consiguió revitalizar un poco más a los villanos, algo que en mi opinión venían siendo demasiado alivianados y edulcorados. Killmonger -interpretado por Michael B. Jordan– vuelve a traer un enemigo que se presenta como un verdadero peligro para el personaje, sin perder de lado un equilibrio y una historia con peso detrás.

Además, algo que le suma mucho a Black Panther es su soundtrack, curado por el excelentísimo rapero y productor Kendrick Lamar, que combinó el hip-hop con los sonidos tribales que integran la mitología de Wakanda y nos regaló uno de los mejores discos del año.

10 – Paddington 2

Paddington 2

Comedia, ternura y un aire “wesandersoniano” en una misma película. Esta secuela del osito más copado y querible del mundo, nos trajo una aventura familiar muy valorable. Con una estética y una muy buena fotografía, Paddington 2 es esa película que después de verla nos hace sentir que el mundo es un lugar mejor. Además, un gran trabajo de Hugh Grant en actuación, además de todo un casting más que bueno que acompaña cada momento memorable de la cinta. Dulzura y entretenimiento en altas dosis.