Martin Scorsese explicó por qué abandonó Joker

La pudo haber dirigido.

Basta con poner un mínimo de atención a Joker para notar que, desde la fuerza temática hasta un importante cantidad de decisiones detrás de cámaras, están altamente influenciadas por Martin Scorsese (Taxi Driver, Raging Bull), más específicamente en su trabajo de los años 70’s y 80’s. De hecho, cuando se habló por primera vez del proyecto, se planeaba que fuera el mismo neoyorquino quien se encargara de la producción, un anuncio que terminó disipándose al confirmarse más miembros del reparto y que Todd Phillips (The Hangover), finalmente, se encargaría de la dirección. Y con motivo del aluvión de entrevistas que se le ha realizado por el estreno en cines estadounidenses de The Irishman, se permitió hablar sobre por qué abandonó la producción y que, en algún punto, pensó en realizarla él mismo.

«Conozco muy bien la película» sentenció, y agregó: «Conozco muy bien al director Todd Phillips… Lo pensé [dirigirla] mucho en los últimos cuatro años y decidí que no tenía tiempo para hacerlo. Fueron razones personales por las que no me involucré. Pero conozco muy bien el guión. Tiene una energía real y con Joaquín, tienes un trabajo notable«.

«Para mí, en última instancia, no sé si doy el siguiente paso para que este personaje se convierta en un personaje de cómic. ¿Sabes? Se desarrolla en una abstracción. No significa que sea un mal arte, simplemente no es para mí… Las películas de superhéroes, como he dicho, son otra forma de arte. No son fáciles de hacer. Hay muchas personas con mucho talento que hacen un buen trabajo y muchos jóvenes que realmente, realmente los disfrutan«, afirmó, quizás dando punto y final al alargado tema sobre su opinión acerca de las populares películas de superhéroes.

Joaquin Phoenix (Irrational Man, You Were Never Really Here), Zazie Beetz (Atlanta, Deadpool 2), Robert De Niro (Raging Bull, Taxi Driver, The Godfather: Part II), Frances Conroy (Six Feet Under, How I Met Your Mother, Broken Flowers), Marc Maron (GLOW), Brett Cullen (Lost, Narcos, Person of Interest), Douglas Hodge (Penny Dreadful, Red Sparrow), Dante Pereira-Olson (Happy!, You Were Never Really Here), Shea Whigham (Death Note, Kong: Skull Island), Glenn Fleshler (Barry, True Detective), Bill Camp (The Night Of, Midnight Special), Brian Tyree Henry (Atlanta) y Josh Pais (Ray Donovan, Law & Order: Special Victims Unit) acompañaron al arriba mencionado frente a cámaras.

Bajo la dirección de Phillips, este nuevo film se centra en el icónico archienemigo y se trata de una historia original y que se sostiene por sí misma, la cual nunca se ha visto en la pantalla grande. Su exploración de Arthur Fleck, un hombre ignorado por la sociedad, no solo es un crudo análisis de personaje, sino también un cuento con moraleja generalizado. El guion corrió por cuenta del realizador junto a Scott Silver (The Fighter, 8 Mile).

Cuando se tuvieron los primeros datos sobre este proyecto, se decía que el plan era el de hacer una película dura, cruda y con los pies sobre la tierra, que se ambientaría en la Ciudad Gótica de principios de los años ’80. No se trataría de una al estilo de las del Universo Cinematográfico, sino un drama criminal en la línea de los clásicos de los primeros años de Scorsese. Su presupuesto estuvo en el orden de los 55 a 70 millones de dólares.

Emma Tillinger Koskoff (The Departed, The Wolf of Wall Street) produjo junto al director y Bradley Cooper (A Star Is Born, Guardians Of The Galaxy), estos dos socios en la productora Joint Effort.