Review: Gangs of London, lo último del creador de The Raid

La ciudad de Londres sufre una lucha de poder entre bandas internacionales de gangsters, hasta que queda un vacío cuando el líder de la más poderosa es asesinado.

Gangs of London, Joe Cole

«Los peones sí pueden ser reyes».

Violencia cruda, engaños y la visión única de Gareth Evans (The Raid) y Corin Hardy (The Hallow) dan forma al thriller dramático criminal que es Gangs of London.

Todo comienza cuando Finn Wallace, el patriarca de la familia -y compañía-, es asesinado a sangre fría en una locación en la que nadie sabía que iba a estar, sacudiendo así las emociones de la familia ensamblada Wallace-Dumani y por consecuente sus negocios. Y claro, pequeño detalle: él era un magnate mafioso que manejaba casi todo Londres. Así que su familia no descansará hasta encontrar al asesino, incluso si esto implica desenterrar secretos que podrían destruir todo.

Desde el minuto uno tenemos la premisa bien clara y promete que será un viaje lleno de violencia, sangre y engaños. Nunca se está seguro de qué personaje juega qué juego, todos tienen algo que ganar y algo que perder.

La primera temporada tiene 9 episodios (de una hora y monedas) y está situada en Londres a comienzos del 2020. Gangs of London narra el funcionamiento de la mafia y el narcotráfico que pasa desapercibido al ciudadano común detrás de la construcción de edificios ostentosos y trajes de diseño; que a su vez está bajo una investigación policial secreta. Pero no todo es negocio -bueno, casi-. La historia tiene un caparazón que comienza a corroerse a medida que avanza en los episodios y llegamos a la complicada familia, en el nombre de la que se justificarán unas cuantas cosas.

Joe Cole se pone en la piel del jefe -dejando atrás a su personaje en Peaky Blinders– y toma varias decisiones impulsivas a fin de complacer a su fallecido padre y hacerse valer dentro del negocio. Pero no está solo en esta producción magistral de Sky Atlantic y Cinemax, lo acompañan varios destacados intérpretes como Lucian Msamati (Taboo, His Dark Materials), Sope Dirisu (The Huntsman: Winter’s War), Michelle Fairley (Game of Thrones) y Brian Vernel (The Last Kingdom), entre otros.

Con este elenco que nos da unas actuaciones impecables, tenemos a la altura la fotografía y las coreografías de pelea que abundan en la narrativa, pero en ningún momento se vuelve tediosa.

Todos tienen sangre en sus manos, y cuando se comienza a sospechar que alguno puede ser el asesino la idea se escapa rápidamente apuntando hacia otro personaje, manejando muy bien el thriller criminal, de esos que te dejan al borde del asiento y con la piel de gallina. Pero en la búsqueda de este criminal descubrimos que esto es mucho más grande y deja de ser tan solo «una pelea de mafias». Lo que quedará con un final abierto para la ya confirmada segunda temporada.

8 puntos